top of page

Enfermedades Genéticas Hereditarias

Enfermedades Genéticas Hereditarias

 

Una enfermedad genética o transtorno genético hereditario es causado por la variación o alteración de uno o varios genes que se transmiten de una generación a otra.

Las enfermedades que actualmente cuentan con un test para su diagnóstico son:

Astenia dérmica regional hereditaria (HERDA)

En el Caballo Cuarto de Milla.

 

Es una enfermedad genética que se caracteriza por tener la piel hiper-extensible ó elástica. Los problemas se manifiestan con lesiones dermatológicas graves  y a menudo cicatrices a lo largo de la espalda y cruz.

 

Los caballos manifestarán la enfermedad al heredar dos variantes afectadas provenientes de sus padres.

Abiotrofia Cerebelosa (CA)

En la raza Pura Sangre Árabe.

 

Es una enfermedad hereditaria recesiva. El potro afectado tiene problemas de coordinación debido a la muerte progresiva de las neuronas. El control sobre el equilibrio y las distancias son deficientes o nulas, por lo que suelen tener muchos accidentes durante su vida.

 

Los caballos manifestarán la enfermedad al heredar dos variantes afectadas provenientes de sus padres.

Inmunodeficiencia combinada severa (SCID)

En el raza Pura Sangre Árabe.

 

Es una enfermedad hereditaria recesiva. Los potros afectados no tienen la capacidad de producir anticuerpos frente a las infecciones debido a que su sistema inmune se encuentra suprimido y no tiene la capacidad de producir suficientes linfocitos T y B funcionales. En los primeros meses de vida, el potro sufre infecciones oportunistas bacterianas o fúngicas y generalmente mueren debido a infecciones como neumonía.

 

Los caballos manifestarán la enfermedad al heredar dos variantes afectadas provenientes de sus padres.

Síndrome del potro lavanda (LFS)

En la raza Pura Sangre Árabe.

 

Es una enfermedad hereditaria recesiva. Los potros afectados presentan degeneración del sistema nervioso central y son incapaces de mantenerse en pie, además presentan un color de capa marcadamente diluida de color lavanda y gris. Otros síntomas frecuentes son convulsiones o espasmos. Los potros con este síndrome suelen morir al poco tiempo de nacer.

 

Los caballos manifestarán la enfermedad al heredar dos variantes afectadas provenientes de sus padres.

Please reload

bottom of page